Reportaje de NYLON

Vanessa será la portada de NYLON en el mes de febrero.

Si 2013 fue el año en el que Vanessa Hudgens fue de ser una reina Disney a ser una rubia teñiada a la que le gustaban la armas en Spring Breakers, entonces 2014 será recordado como el año en el que interpretó su papel más serio e intenso hasta la fecha, y le demostró al mundo mucho más que el simple hecho de pasar a ser una niña buena a mala. Y esto empieza con el lanzamiento de su nueva película Gimme Shelter, en la que se cortó todo el pelo y ganó peso para interpretar a una adolescente sin hogar, y lo hemos documentado todo en la edición de Febrero de NYLON.

En esta, la actriz se revela a la editora de NYLON, Ashley Baker, como una “chica distraída que le encanta beber zumo y comer ecológicamente”, que se lo toma todo con calma: la fama, los papeles desafiantes y los antifans.

Sobre su reciente transformación en pantalla
“No creo que sea de ‘chica buena a mala’. Creo que es más ‘chica creciendo como mujer, siendo apasionado y tomando decisiones’. Tengo mucho trabajo que hacer, y creo que siempre me sentiré así”

Sobre su papel en Gimme Shelter
“Fue la primera vez que pisaba terreno desconocido, físicamente y en cuanto a material. Estoy asustada de mi misma un poco cuando la miro”

Sobre sus próximos proyectos
“Sé que Dios tiene un plan para mi que es más grande de cualquier plan que podría haber hecho para mí misma. Me permite no preocuparme sobre el futuro o lo que la gente piense y solamente estar presente y disfrutar y intentar brillar lo más que pueda.”

Fuente

Para ver el resto de las fotos haz clic aquí

Leer mas:
Reportaje de NYLON